La superioridad de Red Bull quedó de manifiesto con el hoy cuatro veces

La Fórmula 1 volverá al continente americano para el cierre de temporada y esto puede venir acompañado de nuevas marcas para el piloto mexicano de Red Bull, Checo Pérez, quien junto a Max Verstappen están a un paso de imponer un nuevo récord de puntos en una temporada para la escudería. Checo Pérez se ha convertido en el mejor aliado de Max Verstappen para la obtención de su primer y segundo título en la máxima categoría, pero los resultados del originario de Jalisco también se han alineado para que el equipo pueda obtener algo que vienen deseando desde hace años, el campeonato mundial de constructores. Para la carrera de este fin de semana Checo Pérez y Max Verstappen tienen en el horizonte la oportunidad de alcanzar la mejor cantidad de unidades no solo en una década, sino también en la historia de la escudería. La mayor cantidad la lograron en 2011, cuando Sebastian Vettel se convirtió por segunda ocasión en campeón de la Fórmula 1. Después de coronarse en la última carrera en 2010, el equipo austriaco dominó la categoría durante cuatro años con un joven maravilla rompiendo marcas. La superioridad de Red Bull quedó de manifiesto con el hoy cuatro veces campeón mundial, ya que en aquella temporada logró 11 triunfos, y cinco segundos lugares. En ese entonces el compañero de Sebastian Vettel era el australiano Mark Webber, quien peleó hasta las últimas carreras por el segundo lugar, pero sus “malos” resultados en India y Abu Dabi (cuarto lugar en ambos) abrieron el camino para que Jenson Button finalizara como subcampeón. El de Oceanía terminó con 258 unidades, mientras que Button alcanzó los 270 puntos. La temporada 2011 se convirtió en la más exitosa para Red Bull y lo más cerca que estuvieron de igualar esa cantidad fue en la 2013 al acumular 596 puntos. De estos, fueron 13 triunfos de Sebastian Vettel (récord en la Fórmula 1), 24 podios y 11 poles, el campeón había hecho su parte, pero no su compañero. Nuevamente Webber terminó en la tercera posición del campeonato, pero en esta ocasión su rendimiento fue a la baja. Fernando Alonso terminó con 242 unidades y Webber con 1999. No ganó ni una carrera y sumó ocho podios, cinco de estos fueron segundo lugar. Tras la salida de Vettel y la llegada de Daniel Ricciardo comenzaron a circular nombres como el del Daniil Kvyat, Max Verstappen (a partir de 2016), Alex Albon y Pierre Gasly, hasta la llegada de Checo Pérez, quien a partir del 2021 llegó al equipo de la bebida energética para convertirse en el compañero idea que necesitaba Max Verstappen para convertirse en campeón mundial y entender su rol como segundo piloto y escudero del neerlandés. En 2020, último año de Alex Albon, Red Bull sumó 319 unidades, pero desde la llegada de Checo en 2021 los puntos subieron en un 50 por ciento, pues cerraron el campeonato de pilotos con 585.5 unidades. Red Bull no logró el título de constructores, pero sí volvieron a superar los 500 puntos, algo que no hacían desde 2013. Para el Gran Premio de Estados Unidos Red Bull llega con 619 unidades y un margen de tres carreras más por delante. A Checo Pérez y Max Verstappen le bastan 31 puntos para igualar la marca obtenida hace 11 años y 32 para superarlo. El objetivo de la escudería de Milton Keynes es repetir el 1-2 que lograron en el Gran Premio de Japón. En caso de que esto se logre, y además sumen la vuelta rápida, obtendrían 44 unidades, una cantidad más que suficiente para imponer un nuevo máximo histórico y por delante en el calendario tendrán la oportunidad de sumar en los Grandes Premios de México, Brasil y Abu Dabi.
Artículo Anterior Artículo Siguiente